Buscar
  • MIGUEL PEDRO MAZON BALAGUER

LAS RELACIONES ABOGADO-CLIENTE

Actualizado: nov 10


Desde que tengo la página web es frecuente que reciba correos o llamadas para consultar algún asunto que, llevando ya un compañero, se encuentra en trámite, con mejor o peor fortuna, la mayor parte de las veces con peor. Ni que decir tiene que, tras agradecer el interés mostrado por la visita a la web y pensar podía tener la bola de cristal para resolver sus dudas, se le indica debe contactar con su abogado que es el que mejor que nadie conoce su asunto y plantearle a él directamente cuantas cuestiones crea debe aclarar porque ni debo, ni puedo opinar sobre asuntos de otros.

Algunas personas han realizado verdaderos estudios en internet recabando datos, sentencias y opiniones de lo más variopinto, que cada uno entiende le beneficia a sus intereses, y en los que, en ocasiones, llegan a poner en duda al que estas líneas redacta. Hay verdaderos maestros en la “navegación por internet”.

Todo esto me lleva a pensar que la relación entre la persona que me contacta y su abogado se ha roto lo cual llevará, antes que después, al cese de la relación y la pérdida del cliente.

A los que ya peinamos canas, en el momento de la colegiación, además de las típicas y tópicas felicitaciones, nos entregaban un librito de no mas de 30 páginas, que no es otro que el Código Deontológico de la Abogacía donde constan los principios que debe regir las relaciones de abogado/cliente; abogado/abogado y abogado/tribunales. Desgraciadamente, ha debido quedar como un artículo decorativo en las bibliotecas colegiales porque es el gran desconocido en las nuevas generaciones de abogados.

Pues bien, creo que el citado Código recoge a la perfección los principios que deben regir la relación abogado-cliente y su artículo 4 consagra que “La relación entre el cliente y su abogado se fundamenta en la confianza y exige de éste una conducta profesional íntegra, que sea honrada, leal, veraz y diligente”.

Cuatro palabras: honrada, leal, veraz y diligente. Tan solo cuatro pero que importantes son, más hoy día, con los avances tecnológicos existentes que permiten a cualquier persona contrastar la información dada. ¿Cuántos clientes se han perdido porque el cliente se ha enterado por otras vías de un Auto o Sentencia no comunicada inmediatamente y de la que ha tenido conocimiento por la adversa o por una gestión directa en el Juzgado?

No podría indicar el orden de preferencia de las mismas porque, hoy día, los clientes piden diligencia en la resolución de sus asuntos; no pueden, ni quieren que sus asuntos se eternicen en las estanterías de los Juzgados, pese a que el primer mal de la justicia es su lentitud; diligencia es tener informado, al minuto, del estado del expediente y de las causas de los retrasos que puedan producirse (Los partidos judiciales de Orihuela y Torrevieja, al igual que otros muchos más repartidos por España, tienen retrasos importantísimos llegando a tardar la tramitación, sin recursos, de un procedimiento ordinario, casi los tres años); diligencia es no aguantar, por norma, hasta el ultimo minuto del ultimo dia los escritos; es atender las llamadas del cliente o devolver los avisos de llamada de forma agil, por pereza que nos dé.

Las tres primeras pueden englobarse en una sola; no se comprende una defensa leal que no sea veraz u honrada. No puede embarcarse al cliente a un litigio sin informarle, previamente, de forma entendible por el mismo, de forma clara y precisa, de todas las consecuencias, incluidas las económicas, de la decisión a adoptar. Mejor no iniciar un pleito que no saber cómo terminarlo. El cliente lo agradecerá y, seguramente, será el mejor inicio de una relación duradera.

Se podrán escribir tratados de miles y miles de página sobre la relación abogado cliente pero su resumen siempre será el mismo: honradez, lealtad, veracidad y diligencia.

En otra ocasión hablaré de las relaciones abogado/abogado y abogado/tribunales.


7 vistas

© 2015. Miguel Pedro Mazón Balaguer. Avenida Duque de Tamames, nº 14. Entlo C. 03300 Orihuela (Alicante) Teléfono 626135306. E-mail: miguelmazon@icaorihuela.com